CP: Denuncian parcialización a favor de Puno en la Dirección Nacional Técnica de Demarcación Territorial

denuncian-parcializacion-a-fav-jpg_604x0Desde hace siete años la solución al conflicto territorial entre Moquegua y Puno se encuentra estancado. Por un lado, la región altiplánica busca zanjar la disputa por los pobladores que ancestralmente considera dentro de su jurisdicción; mientras que Moquegua reclama por que se busque recortar su territorio.

El lunes de la semana pasada, los gobernadores Jaime Rodríguez Villanueva (Moquegua) y Juan Luque Mamani (Puno) debieron reunirse en Lima con sus equipos técnicos para retomar el tratamiento de los límites; sin embargo los representantes de la región del cobre no acudieron.

Al ser consultado al respecto, Rodríguez Villanueva dijo que el Perú es uno solo y que no se puede estar peleando entre hermanos. Comparó la situación internacional entre Perú y Chile, que son amigos, y criticó que Puno y Moquegua tengan que estar enfrentadas.

PARCIALIZACIÓN. El subgerente de acondicionamiento territorial del GRM, Adolfo Zeballos Fernández, sostiene que todavía hay parcialización hacia Puno en los altos funcionarios de la DNTDT, por lo que se pidió que sean cambiados, para retomar la mesa de diálogo que viene desde el 2009.

“El procurador regional de Moquegua ha presentado un escrito sobre nulidad de actuados, porque encontramos evidencia de parcialización por parte del director nacional de la DNTDT, Alfredo Pezo Paredes”, señaló el funcionario.

Explicó que el año pasado, se emitió un documento por la DNTDT dirigido a Maryori Almeida del RENIEC. “Se le hace saber que el centro poblado de Aruntaya se encuentra en la circunscripción, política y administrativa del distrito de Ácora en la provincia de Puno”, mencionó Zeballos Fernández citando el oficio 823-2015.

“Existe una evidente parcialización por parte del director nacional de la dirección técnica de demarcación territorial. El proceso de por sí está viciado. Desde la participación de Jhon James Verau Chaca, quien es funcionario del Gobierno Regional de Puno y más adelante aparece como funcionario representante de la PCM. Es decir ha actuado como juez y parte”, aseveró el subgerente moqueguano.

El cuestionamiento no solo es a los funcionarios, a quienes piden ser cambiados; sino también a la misma mesa de diálogo entre Puno y Moquegua, pues no participaron representantes de la sociedad civil. Tampoco la Defensoría del Pueblo dirigió este proceso; sino lo hizo la DNTDT.

“Cuando (la DNTDT) presentan la propuesta definitiva (de límites) es similar y coincide a la de Puno. ¿Qué va a pasar? Nos van a cercenar los territorios moqueguanos Aruntaya, Titire, Tolapalca entre otros centros poblados”, asegura Adolfo Zeballos Fernández.

TACNA. En la disputa territorial de los pueblos del sur, también se encuentra el caso de Tacna. Dos proyectos de ley que tiene en sus manos la comisión de descentralización del Congreso de la República, fueron objetados por el GRM y a través de una apelación presentada en litis consorti por la Municipalidad Provincial de Mariscal Nieto se busca declarar en conflicto el centro poblado Huaytire, Quebrada Honda y las minas de sal de Puite, que limitan en la provincia de Ilo con el distrito de Ite en la provincia tacneña de Jorge Basadre.

Pero allí no queda este tema. Según el GRM, la mina de Toquepala que opera Southern Peru se ha ido expandiendo hacia el norte y habría llegado a territorio moqueguano.

“Tacna estaría sacando cobre del territorio de Moquegua”, sostiene el subgerente Zeballos. Por ello vienen realizando estudios topográficos para determinar el límite departamental en el tajo abierto de la mina tacneña.

AREQUIPA. Con el vecino del norte, la situación es un tanto diferente que con el este y el sur. En el GRM, aseguran que durante el 2014, se perdieron 16 mil has de territorio en el sector de Pampas de Clemesí. “La gestión de Marín Vizcarra entregó ese territorio a Arequipa”, refieren los técnicos de la subgerencia de acondicionamiento territorial.

Sin embargo para resolver este conflicto desde el año 2012 está pendiente una mesa de diálogo, pero a la fecha la DNTDT todavía no la convoca.

CORREO