Katiuska del Castillo libre

Katiuska del Castillo libre

Katiuska del Castillo, pareja del exalcalde de Chiclayo Roberto Torres Gonzales, abandonó el penal de Picsi tras estar tres años recluida por presuntos delitos cometidos como parte de la organización criminal denominada Los Limpios de la Corrupción.

Katiuska del Castillo fue recluida en el penal de Picsi (Chiclayo) el 30 de setiembre del 2014. Se le acusa de los presuntos delitos de colusión, asociación ilícita para delinquir y lavado de activos pero su libertad la consiguió al ser absuelta del último de estos ilícitos que tendría relación con los otros dos.

La misma medida fue otorgada para su madre, Norma Esperanza Muro, por los delitos de asociación ilícita para delinquir y lavado de activos.

Ellas saldrían en libertad, pero con medidas de restricción, según se indica en el comunicado del Poder Judicial.

KATIUSKA Y ROBERTO
La bella Katiuska tuvo en su madre a la principal responsable de que conozca a Roberto Torres. Su progenitora manejaba un negocio de venta de comida en un corralón de 20 por ocho metros frente a la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo, en la ciudad de Lambayeque. La atracción del negocio eran las jóvenes Miluska e Ingrid, las hermanas mayores de Katiuska.

Sin embargo el dinero no alcanzaba y Norma Muro consiguió un préstamo y abrió otro negocio, en la avenida 28 de Julio, Lambayeque. Era un bar y lo llamó “El Diablo”, por la comida picante que servía. Otra vez sus hijas fueron la atracción del lugar”.

Corría el 2010 cuando el bar El Diablo fue visitado por Roberto Torres Gonzales; quien de repente se sintió embelesado por la joven Katiuska del Castillo, nacida el 01 de mayo de 1988. Fue la suerte y la desgracia para la familia Del Castillo Muro.

REGLAS DE CONDUCTA
Según lo dispuesto por el Poder Judicial, Katiuska y su madre no podrán ausentarse de la localidad donde residen, no podrán concurrir a determinados lugares y deberán presentarse al Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria todos los martes y jueves de 8 a.m. a 1 p.m. para dar cuenta de sus actividades.

Además, tendrán que cumplir ciertas reglas de conducta y se les ha impuesto una caución económica de S/20.000, la misma que deberá ser cancelada y presentada en un plazo de 10 días calendario.