Mercado nuevo en Puno ya está con rajaduras

El proyecto fue ejecutado por administración directa durante la gestión del alcalde Iván Flores Quispe. La población recepcionó la obra el 27 de setiembre de 2016 en una concurrida ceremonia.

En una visita que efectuó La República al lugar, encontró  serios problemas en los muros del jardín. Estos se partieron en dos. En varios tramos hay grietas y rajaduras de todo tamaño y profundidad. Son enormes bloques de concreto que quedaron sin piso y separados de la vereda. El extenso del área perimétrica tiene rajaduras. Varias grietas fueron resanadas pero quedaron expuestas por las últimas lluvias.

Los vecinos miran con asombro el deterioro de la obra.  Aseguraron que las grietas comenzaron a salir a los pocos meses de inaugurado. Los daños se acentuaron con las lluvias a inicios de año. “Se inauguró y a las pocas semanas comenzó a rajarse. Nadie vino a supervisar. Cada vez están saliendo más grietas”, aseguró una vecina.

El proyecto estuvo bajo la dirección del residente Hevelin Yunca Coronado y demandó una inversión de S/ 1 350 478.07. La supervisión recayó en Jimmy Eduardo Medina Agramonte.

La República buscó la versión del gerente de Ingeniería Municipal, Héctor Holguín Holguín. Este aseguró que los llamados a responder por las deficiencias del proyecto son los responsables de su ejecución. “Voy a cursarles cartas notariales. Tendrán que mostrar sus controles de calidad”, dijo.

Se le mostró fotografías y dejó entrever que los problemas devendrían por la mala compactación del suelo y el concreto. “La calidad de los trabajos va a tener que mostrarse con otro control. La responsabilidad es de los residentes”, precisó.

Señaló que el caso pasará a la Oficina de Control Interno (OCI). Aseguró que la obra está liquidada, lo que supone su conformidad al 100%.

Holguín no supo explicar por qué la mayoría de obras que ejecutó el municipio con el programa Trabaja Perú tienen los mismos problemas. Solo se limitó a precisar que varios casos están en investigación.

El gerente municipal José Luis Velásquez Garambel aseguró que de todas maneras habrá una investigación.

Para Velásquez Garambel, la obra no está liquidada mientras que para el gerente de Ingeniería Municipal el proyecto está liquidado formalmente.

Según los vecinos, solo seis comerciantes acuden a vender los días miércoles y domingo, por lo que la obra sería un elefante blanco. El resto de la semana la plataforma comercial luce abandonada. ❧

LA REPÚBLICA